12 de Septiembre del 2011

Lo absurdo de gritar por gritar

 Cuando estábamos en el colegio, nos hubiera resultado imposible poder realizar un examen, resolver un problema matemático si a nuestro lado tendríamos a nuestros padres o a nuestro profesor, gritándonos o tratando de corregir con gestos sobrepasados y violentos cada vez que llevaríamos el lápiz al papel intentando escribir las respuestas o cada vez que abriríamos la boca intentando explicar el tema , creo que no solo hubiera sido imposible, sino que hubiera significado un fracaso seguro de nuestro examen escolar y en nuestra carrera estudiantil.

Y en nuestros trabajos, cuando tenemos que hacer las tareas que nos requiere nuestro trabajo, qué  difícil  nos resultaría poder hacerlos con nuestro jede encima nuestro y gritándonos  diciendo el como y el cuando tenemos que hacer las cosas. 

Imagino a un médico operando y a su lado a los gritos, sus padres diciéndole “¡¡¡¡corta ahii¡¡¡¡” o “¡¡así noooo¡¡” o “¿¿que te pasaaaaaa???”, no solo sería de una molestia total sino que sería la muerte segura del paciente y el fracaso como profesional de esta persona.

 

Y cuanto más fácil es, cuando nuestras labores las desarrollamos en un clima de tranquilidad, el cual favorece al pensamiento y al ingenio e incluso a la interiorización de un concepto o tarea, aumenta nuestra estimulación e interés ante esa labor o tarea.

 

Ahora llevándolo al deporte,  ¿Porqué creemos que en el fútbol puede ser distinto?  ¿Porqué no nos concienciamos de que están continuamente en error aquellos entrenadores que se dirigen a los niños (jugadores) a base de gritos aspavientos... sin pararse a hablar con ellos tranquilamente e intentar que entiendan nuestra indicación o tarea?.

 Si es una actividad que se desarrolla buscando pequeños objetivos  individuales, buscando un logro mayor que son las acciones colectivas y que el acierto de estas acciones hacen que un conjunto de personas pueda jugar mejor que otro y que cuando un equipo realiza mejor sus intervenciones individuales y colectivas, estará más cerca de salir victorioso de sus juegos.

 

Un buen clima hacia los jugadores favorece esto, un ambiente sereno y de estimulación aumenta las posibilidades de un buen rendimiento de cada jugador y de su equipo, lo que no asegurará victorias eso es imposible que si cumpliéramos esas cosas nos darían los partidos ganados, pero eso  si, conseguiremos el disfrute de los jugadores y ganas de volver a intentarlo cosa muy importante y que no muchos entrenadores tienen en cuenta.

Una cosa muy importante a la hora de dirigir un entrenamiento o un partido para los entrenadores o monitores. Debemos simplificar lo máximo posible las indicaciones y las pocas interrupciones que hagamos tienen que ser claras y concisas que las entiendan a la primera el jugador para distraerlo lo menos posible y aportarle cosas positivas.

 

 

 

¿Porqué existe un convencimiento que a los gritos se puede mejorar  una persona que realiza cualquier acción bien sea en un entreno o en un partido? ¿Porqué no usamos el sentido común y nos damos cuenta del perjuicio que le causamos a nuestro hijo? ¿Porqué diablos no disfrutamos de un hijo deportista?. ¿Porqué nuestras acciones no apuntan en todo momento a que este sea feliz en donde esté y en lo que haga? Al igual que el entrenador, los padres de ese niño que  desde la grada recibe contínuas indicaciones, gritos etc.. tampoco ayudan en nada al aprendizaje de él, sino que lo desorientan mucho más y no le benefician en nada.

 

Tanto a un niño como a un adulto nos gusta un juego, mientras nos divierte o nos da algún beneficio, nos produce alegrías, más allá de ganar o perder incluso, y cuando nos deja de divertir,       nos aporta tensión, temor y tristezas y la acción que realizaremos es la de dejar de practicar ese deporte y buscar otro. ¿Porqué potenciamos y profundizamos las tristezas de una derrota o la frustración de un mal rendimiento y no miramos el lado bueno de la derrota, que siempre la tiene? De las derrotas al igual que de las victorias se aprende, e incluso en ocasiones se aprende más o se sacan más conclusiones positivas o beneficiosas en el fragor de la derrota.

 

Ahora, reflexionemos (entrenadores, padres/madres, aficionados que acuden a la cancha, simpatizantes...) tenemos que darnos cuenta de lo que hacemos paso tras paso puesto que está en juego la felicidad de esa persona que está en la cancha dándolo todo jugando bien sea nuestro jugador, nuestro hijo/a... etc.

 

 

Un saludo y hasta el próximo post. :)

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Puedes seguirme en:

WEB: http://www.bperezfutsal.jimdo.com                
TWITTER:http://twitter.com/#!/bperezfutsal
E-mail: bperezfutsal@hotmail.com

 


 

 

12 de Septiembre del 2011

Ganar no lo es todo (12/09/11)


Por que el ganar no lo es todo. Muchos discreparán acerca de esto, pero cada día que pasa más me convenzo. En niños, el concepto GANAR debe ser un aliciente a esforzarse, una meta que es el objetivo final que se conseguirá al realizar una serie de pautas que adquirirá con el paso del tiempo y por lo tanto no podemos dejar atrás el que SON NIÑOS y como tal tienen el derecho de JUGAR. Jugar conlleva a divertirse y a Educarles y al final, el sumatorio de todo esto es el APRENDIZAJE.
 

 

No hay mayor satisfacción que perdido o no salga de la cancha un niño/a con una sonrisa de oreja a oreja.

No podemos dejarnos llevar por el afán de que entre o no una pelota entre unas mayas y darnos cuenta que son NIÑOS y que ganen o pierdan es lo de menos pero sobretodo no podemos olvidar esto:

 

JUGAR + DIVERSIÓN + EDUCACIÓN = APRENDIZAJE

 

Ganar no lo es todo, lo que realmente es todo es la felicidad de un niño.

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Puedes seguirme en:

WEB: http://www.bperezfutsal.jimdo.com                
TWITTER:http://twitter.com/#!/bperezfutsal
E-mail: bperezfutsal@hotmail.com

 

12 de Septiembre del 2011

¿La enseñanza mediante Juegos o Tareas? (12/09/11)

Este es un tema en el que la gente tiene muy diversas opiniones... unos dicen que mediante las tareas (ejercicios analíticos) es como se aprende, otros que mediante el juego se aprende más... 

 

¿Juegos o Tareas (ejercicios)? 

 

Pues bien, vamos a empezar por describir un poco cada concepto. 

 Entendemos por Tareas a un ejercicio en el cual el entrenador (nosotros) le decimos lo que tiene que hacer en todo momento (ejercicio analítico).

Por ejemplo:  Por parejas, 1 de la pareja con balón el cual tiene que conducir de planta hasta el centro y del centro hasta su compañero de enfrente con exterior.

En esta tarea el jugador/niño ya sabe lo que tiene que hacer en cada momento, no le dejamos que resuelva sus propias dudas mediante el juego se lo damos echo todo y no le damos hincapié a PENSAR por si mismo y lo interiorice.

 

 ¿Dónde está la diversión ? En ningún lado, resulta muy monótono, aburrido y poca movilidad.

 

Bajo mi punto de vista es el método idóneo para el perfeccionamiento tanto a nivel técnico como a nivel táctico pero a niveles altos NO en iniciación.

 

Juego : Mediante el disfrute y la diversión del niño/jugador aprender el concepto o contenido que queremos aplicar procurando la participación de todos.

 Por ejemplo:  A LAS 4 ESQUINAS.

Espacio --->  Media cancha. Hacemos parejas las cuales se colocarán en cada esquina de 1/2 pista. En el centro de esa mitad de pista pondremos 7 balones. El juego consiste en ir a robar cada uno 1 balón tanto al centro como a los grupos de al lado, (no valdría recorrer la pista en diagonal) y llevarlos a su casa. En el momento que nos roban balones en nuestra casa NO haremos ningún tipo de impedimento. Gana el equipo que cuando termine los 2min de juego tenga más balones en su casa.

 

(En este juego conseguimos las mismas o incluso más repeticiones que en la tarea para el aprendizaje de la conducción.)

¿Cúal es la diferencia? Que los niños/jugadores han aprendido divirtiéndose con el JUEGO y en la otra NO.  El resultado final el mismo. Una ventaja más, que aún pudiendo conseguir el mismo objetivo a través del JUEGO como de la Tarea, coN esa diversión que conseguimos con el JUEGO incita a tener mucho más interés y ganas a la hora de trabajar a los niños.

 

Bajo mi punto de vista, los juegos deberían ser el motor central de los entrenamientos en base. Y a medida que van pasando de ciclos y años pues ir ya equilibrando la balanza entre el empleo de tareas y juegos.

El Juego nos puede ser de gran ayuda tanto a nivel anímico como a nivel educativo en  primeros ciclos e incluso a niveles altos.

En categorías de iniciación se debe enseñar tan solo mediante el JUEGO (100% juego), en mi opinión los niños deben aprender divirtiéndose y qué mejor que con el juego.

 

Poniendo un % en relación a la cantidad de la carga en cada entrenamiento quedaría:

 

En 1º ciclo (iniciación) : 100% Juegos

En 2º ciclo:  Alevines (80% juegos - 20% tareas), Infantiles (70% juegos - 30% tareas)

En 3º ciclo:  Cadetes (50% juegos -50% tareas) y finalmente en Juveniles (20% juegos - 80% tareas).

 

El criterio que he utilizado en relación a las cargas de trabajo es la de que a medida que van pasando de ciclos los objetivos no son los mismo y a medida que van allegándose al 3º ciclo nos centraremos en cosas más concretas (una determinada táctica, estrategias…) por ello predominarán más las tareas que los juegos, pero repito NO dejaremos los juegos a un lado puesto que hasta me atrevería a decir que equipos absolutos también podrían ser útiles los juegos pero eso si, ACONDICIONADOS A LA EDAD QUE TIENEN la cual es muy superior a niños de 1º y 2º ciclo.

 

Espero que os haya servido de gran ayuda, un saludo y gracias.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Puedes seguirme en:

WEB: http://www.bperezfutsal.jimdo.com                
TWITTER:http://twitter.com/#!/bperezfutsal
E-mail: bperezfutsal@hotmail.com

 

relojes web gratis

Nº de visitas

Galería de fotos

"Fútbol sala a lo grande"